Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
Durante el embarazo, los cambios que se producen en el cuerpo
pueden desembocar en la aparición de celulitis y estrías.
IML cuenta con un protocolo de tratamientos absolutamente
respetuosos con el embarazo, destinados específicamente
a prevenir la celulitis y las estrías.
Los objetivos de los tratamientos preventivos en el embarazo deben ser
mejorar la adaptación de la piel y reducir la retención de líquidos.
Para prevenir la aparición de estrías y celulitis, en IML se utilizan
dos tratamientos basados en el Plasma Rico en Plaquetas y el drenaje.
Las estrías aparecen de una manera más intensa en el tercer trimestre
del embarazo y sus cuidados pueden evitar que sean más grandes y anchas.
  

Cambios hormonales que tienen lugar durante la gestación

Las principales hormonas implicadas en los cambios que acontecen durante la gestación son los estrógenos y la progesterona.

Las estrías del embarazo se pueden prevenir

Las estrías del embarazo se pueden prevenir, al menos parcialmente,
o se puede evitar que sean más intensas.

Estrógenos

Los estrógenos son los responsables de la aparición de la mayor parte de los caracteres sexuales secundarios femeninos y son secretados fundamentalmente por los ovarios.

También se segregan grandes cantidades de estrógenos durante el embarazo fundamentalmente producidos por la unidad feto-placentaria. Provocan una expansión de la masa acuosa al estimular la síntesis de mucopolisacáridos en la sustancia intersticial, generando una mayor retención de líquidos. Los estrógenos en grandes cantidades facilitan la aparición o el agravamiento de los edemas y la celulitis.

Progesterona

Los progestágenos se relacionan con la adecuación del útero para el embarazo y de las mamas para la lactancia. El feto consume una gran parte de la progesterona que fabrica la madre y la transforma en DHEA (dihidroepiandrostendiona). LA DHEA es una hormona precursora de todas las hormonas fetales que rigen el crecimiento y el desarrollo fetal. Pero, además, la DHEA causa una importante retención de líquidos en la madre y produce un fuerte impacto vascular a nivel venoso (sobre todo en los miembros inferiores) a partir del segundo mes de embarazo.

Gonadotropina coriónica

Durante el embarazo también aparece en acción la gonadotropina coriónica (HCG) sintetizada por el feto y por la placenta materna. Dado que aumenta a los seis días de producirse la concepción, se emplea como marcador de embarazo. Estimula la secreción de estrógenos, que retienen líquidos y favorecen la aparición de edemas en miembros inferiores.

Corticotropina

La placenta también produce corticotropina (ACTH) que induce la síntesis de cortisol, la hormona del estrés, que permite adaptar a la mujer a la situación de estrés a la que se somete su organismo durante el embarazo y aumenta su tolerancia inmunitaria. Pero la ACTH también modula la síntesis de otra hormona, la aldosterona, que controla los niveles de retención de líquido en el organismo.

Relaxina

La relaxina empieza a producirse a partir del tercer mes de embarazo en la placenta y el cuerpo lúteo. Afecta a las fibras cutáneas y al tono vascular de las venas de los miembros inferiores. Es la más lesiva estéticamente a partir del cuarto mes de embarazo.

La relaxina produce una relajación intensa del útero y de todo el aparato muscular y ligamentario de la pelvis y de la sínfisis del pubis para facilitar el parto. Las articulaciones se vuelven hipermóviles, con un pequeño esfuerzo se mueven más allá de su rango normal. Esto se produce porque al parecer la relaxina no sólo inhibe la producción de colágeno, sino que la detiene totalmente. Facilita la aparición de estrías porque la piel pierde de forma rápida su capacidad de reparación y síntesis de fibras estructurales colágenas y elásticas.

Las estrías del embarazo se pueden prevenir

La relaxina prepara las articulaciones de la futura madre para el parto.

Lactógeno placentario

El lactógeno placentario se produce en la placenta. Es el único factor positivo y aparece a partir del tercer mes de embarazo. Tiene una función anabólica (aporte de energía desde la madre al feto a partir de los lípidos y carbohidratos) que se potencia por los Factores de Crecimiento, en una sinergia equivalente a la que existe con la hormona GH u hormona del crecimiento (aumento de la síntesis proteica, el tropismo y la síntesis de proteínas para el crecimiento o la reparación tisular).

Dónde aparecen las estrías

Las estrías aparecen en la zona baja abdominal y a nivel periumbilical.

Si desea conocer cómo tratar los efectos del cambio hormonal durante la gestación, puede solicitar una consulta informativa gratuita con nuestros médicos expertos.